Saltar al contenido →

Less vs Sass: revisión del asunto

Less vs Sass

En este año y medio como freelancer dedicado al diseño de interacción, visual y maquetación, he tenido la oportunidad —y la obligación— de ponerme las pilas y trabajar a más profundidad con los preprocesadores CSS que marcan tendencia: Less y Scss/Sass. Este post es una rápida revisión, opinión personal, de los motivos que me han hecho elegir (cuando he podido) cada uno.

Se ha escrito mucho, bastante, sobre ambos preprocesadores. Un buen resumen en dos artículos: Less CSS Tutorial y Sass Guide. Ambos representados en dos frameworks HTML destacados y muy apreciados entre los diseñadores web y/o desarrolladores front-end, como son Twitter Bootstrap (Less) y Foundation Zurb (SCSS/Sass). Me siento igual de cómodo trabajando con ambos, pero a Foundation le tengo especial respeto porque da soporte a Humans.TXT.

Lo cierto es que si realizamos una búsqueda de comparativa, no hace más de un año grandes profesionales tenían serias dudas sobre cual elegir. ¿Qué he aprendido en este último año? Pues que no sólo es una cuestión técnica (rendimiento, opciones, metodología), también, como suele ser común a la hora de definir el stack tecnológico, es una cuestión de negocio. Desde mi experiencia, Less me ha demostrado estar mejor preparado para sitios webs, mientras que Scss/Sass ha encajado mejor aplicado al desarrollo de un producto del tipo aplicación web. Los motivos de esta conclusión son los siguientes:

Less

  • Su nomenclatura es más sencilla, se asemeja más a la forma natural de redactar CSS nativo (@ en lugar de $ para declarar variables y otros detalles similares). Lo hace amigable, curva de aprendizaje corta, para toda la fauna de maquetadores web existente.
  • Tiene menos dependencias (a lo sumo el archivo less.js para los atrevidos que desean compilar on the fly). Esto hace que sea muy sencillo integrarlo en el desarrollo de cualquier sitio web, independiente de la plataforma CMS que se esté utilizando.

Scss/Sass

  • En cuanto a variables, mixin y acciones condicionales es mucho más potente. Esto significa que está pensando para un CSS orientado a objetos más complejo, con más causística, como las propias de una aplicación web.
  • Su rendimiento es algo mejor a la hora de compilar, lo que lo hace ideal para el desarrollo de grandes Hojas de Estilo. Por el contrario y teniendo en cuenta esto, Scss/Sass en un pequeño website podría ser, como se suele decir, matar moscas a cañonazos.
  • Compass es una gran librería que ayuda a sacarle mayor rendimiento, pero la dependencia de Ruby aleja al clásico maquetador web que sólo desea aplicar sobre una web sencilla.
  • Que exista una dependencia con Ruby ya nos da una pista de a qué tipo de productos va orientado.

Observo que los startuperos hispánicos apuestan de manera casi visceral por Bootstrap (cuya base es Less) para su MVP (Minimum viable product). Ya sabéis, un producto tipo Web App… Sin embargo mi experiencia me dice que en este caso es mejor aplicar Scss/Sass. Cuestión aparte es que para esa estupenda página web en la que explicamos el producto de nuestra startup, podría ser una buena idea aplicar Less.

Actualmente, a la hora de valorar cual elegir, se sigue poniendo en la balanza “Less vs Sass”. Por lo tanto, los artículos que hablan sobre tal disyuntiva tienen cierto peligro si no anotan que estamos llegando a otra conclusión más importante: ambos resuelven cosas distintas. Espero poder seguir avanzando en el aprendizaje de ambos para contrastar en el futuro esta teoría basada en la experiencia que comparto.

Publicado en Sin categoría