Saltar al contenido →

Dos años con Agencia Root y el inicio de un nuevo rumbo

Parece que fue ayer cuando os contaba que Agencia Root arrancaba como proyecto empresarial. Y parece que fue hace unas horas cuando celebrábamos nuestro primer año. En el segundo aniversario, llegamos con grandes cambios.

Seis meses muy duros.

Agencia Root cumple dos años en activo. La primera mitad de 2016 ha sido probablemente la etapa más dura de los veinticuatro meses. Con diferencia.  Quizás esta interminable situación de gobierno en funciones tenga que ver —el cliente es más prudente a la hora de invertir. En resumen: una temporada dura y exigente.

Debilidades y fortalezas al descubierto

La primera de las consecuencias de una temporada de trabajo más exigente es que se pone sobre la mesa las fortalezas y debilidades de cada miembro del equipo. Es una situación desagradable pero necesaria para ver cómo responde cada uno frente a sus compromisos y frente al proyecto. En este caso la consecuencia directa ha sido un cambio global: equipo, rumbo y destino.

Uno debe hacer lo que siente que debe hacer.

A finales de mayo mi socio me comunicó sus argumentos y razones para abandonar el proyecto. “Uno debe hacer lo que siente que debe hacer“. Eso fue, en resumen, lo que le dije. Otros dos tipos habrían estado discutiendo mucho más, pero siendo prácticos al final se trata de resolver una ecuación. Muy sencilla, en realidad.

A uno le apetece hacer otras cosas, estar en otro sitio, hablar otros idiomas. Porque su edad y situación se lo permiten. Y otro no se puede permitir un socio con la cabeza y energías en otra parte. Finalmente inclina la balanza del resultado la coherencia: ¿quién soy yo para impedir a alguien algo así?.

Habrá que reajustar. Lamento la pérdida, dejo de tener a mi lado a un buen programador. Por otro lado, tampoco podemos permitirnos dejar de avanzar en este momento ni bloquearnos por ninguna pérdida. Sólo queda, pues, desearle a mi ya ex socio toda la suerte en su nuevo camino.

Nuevos compañeros de viaje

A lo largo de este verano han surgido nuevos compañeros de viaje. Profesionales como Luis Rull o Vicente Herrera (Mecus). Siempre han estado ahí, son parte de mi entorno profesional, pero ha sido este verano de 2016 cuando, compartiendo nuestras inquietudes y el estado en el que se encuentran cada uno de nuestros proyectos empresariales, han sabido tender la mano, poniendo sobre la mesa soluciones más que interesantes.

Esta colaboración con Mecus persigue el objetivo de reforzar los servicios profesionales ofrecidos por Agencia Root. De esta manera, ambas empresas plantean un hermanamiento a largo plazo, en favor siempre del cliente final. Espero y deseo que esto dé tanto de sí como sentimos a día de hoy que es posible.

Hasta la siguiente revisión dentro de un año.

 

Publicado en Sin categoría