Saltar al contenido →

Consejos para no mantener un blog profesional …y todo lo contrario

Estamos a punto de terminar un año más y, como suele ser costumbre, me repito a mi mismo la promesa de dedicar más tiempo al blog el próximo año.

¿Cuántas veces me habré dicho a mi mismo ésto y no lo he cumplido? Peor aún, lo he dejado por escrito y lo he prometido a aquellos que dedicáis unos minutos de vuestro tiempo pasándoos por aquí y, finalmente, no lo he ofrecido. Eso es lo que llevo peor. Soy Pedro y este es mi lobo.

Argumentos sólidos para no mantener un blog profesional a día de hoy.

Ojo, no quiero que os prestéis a confusión. Corporativamente hablando, un blog es necesario. Si tienes una empresa, es prácticamente una obligación mantener un blog para canalizar tu mensaje, tu identidad, tu actividad, tus productos y noticias. Pero, seamos honestos: cuando uno mismo es una “empresa con patas” el asunto se complica. Es una sencilla cuestión de tiempo y recursos. Y, desde un enfoque estrictamente eficiente, exiten argumentos sólidos a día de hoy para no mantener un blog si eres freelancer:

El infinito bucle de reaprendizaje y reciclado.

Las tecnologías y los métodos de producción digital no paran de evolucionar y esto absorve todo nuestro poco tiempo libre. La vida de freelancer es dura y hay que estar a todas para poder competir en un mercado feroz, para poder ser la alternativa que busca tu cliente. Por lo tanto, hay que medir los esfuerzos: dedicar esa hora libre a estudiar un nuevo framework de desarrollo front-end o escribir un artículo que no tienes muy claro si aportará algo a nadie ¿Qué es más necesario para uno mismo?

Demasiada autocrítica.

Cuando tienes un blog enfocado a tu profesión, la tendencia propia será la autocrítica —a menos que seas un descerebrado o no leas a otros profesionales. Lo normal es que te preguntes ¿para qué escribir algo de lo que ya se ha escrito? Porque, créeme, ya se habrá escrito, con total seguridad. ¿Para qué dedicar horas en redactar algo que con toda seguridad alguien ha explicado antes y con toda probabilidad mucho mejor que yo?

La conversación está en otra parte.

Twitter es una gran herramienta para canalizar la conversación y para compartir ideas y experiencias profesionales. Comienza a ser tendencia los “hilos de Twitter” donde un usuario agrupa un conjunto de ideas en un bloque de tuits. Y, por supuesto, los #hashtag son un gran recurso para llevar lejos el mensaje. También Facebook comienza a ser interesante con los grupos, públicos y privados, donde se reúnen los profesionales para compartir ideas, recursos y consultas técnicas.

SEO.

Existe una tendencia actual que apunta hacia cierto menosprecio sobre la labor de SEO. En mi caso, al provenir de una escuela más antigua, entiendo la propuesta de valor de este ejercicio —reconozco que no es mi especialidad— y sé a ciencia cierta la dificultad que supone. Teniendo en cuenta lo que comentaba en el punto anterior sobre la conversación multicanal ¿realmente merece la pena el esfuerzo si no contamos con el suficiente tiempo para ello?

Excusas geniales para mantener un blog profesional a día de hoy.

No nos engañemos, a pesar de los racionales argumentos que acabo de citar para dejar de mantener un blog profesional cuando eres freelancer, lo cierto es que hay algo en nuestro interior que nos empuja a volver a este lugar.

El infinito bucle de reaprendizaje y reciclado.

Quizás deberíamos mantener un blog (personal y profesional) por el simple hecho de que necesitamos una hoja propia donde ir anotando los descubrimientos que hacemos. Y luego, con el tiempo, releerlas y redescubrirnos. Averiguar en qué hemos acertado y en qué no. Una herramienta para medir si hemos conseguido determinados objetivos o nos hemos desviado demasiado.

Demasiada autocrítica.

Quizás no tenga mucho sentido. Probablemente alguien habrá dicho algo similar y mucho mejor, sin duda. El verdadero ejercicio consiste en hallar qué es lo que hace única nuestra historia, ya sea simplemente la manera de contarla.

La conversación está en otra parte.

Es cierto que la conversación se diluye en los múltiples canales, quizás por eso necesitemos tener un sitio donde montar y recopilar todas las piezas que componen nuestras ideas. Nuevas herramientas como Medium han surgido porque sigue vigente esta necesidad. Por lo tanto, si concedemos a nuestras ideas el valor que se merecen, deberíamos tener un espacio exclusivo y único para ellas.

SEO.

No es algo que nos deba preocupar. Será divertido jugar un poco con las herramientas para mejorar el SEO, sin embargo no debe ser nuestra prioridad si no es nuestro campo y teniendo en cuenta los recursos (tiempo) con los que contamos. Cuando el SEO sea algo vital en nuestro proyecto déjate de rollos y contrata con un auténtico profesional SEO que te ayude.

Concluyendo.

A partir de ahora no pienso amenazar más con la llegada del lobo. No es necesario. Acabo de comprender que el lobo soy yo.

Señor Lobo Pulp Fiction
Señor Lobo

Publicado en Sin categoría